Officine Maccaferri
CORPORATE
SELECT COUNTRY

Hablamos con Antonio Fallico

antonio-fallico-background

Hablamos con Antonio Fallico, presidente de Banca Intesa Rusia[1] y de la Asociación Conoscere Eurasia[2]

Rusia, un país que se extiende por más de 17 millones de km2, con una importante necesidad de inversiones en términos de infraestructura y un gran potencial industrial, mira hacia su futuro económico, visualizando el sector de las infraestructuras como motor de desarrollo.

¿Actualmente cuáles son las mayores carencias de infraestructura en Rusia?

Con respecto a los proyectos, el foco ahora está en el área asiática, que se extiende al este de los Urales y que tiene una importante necesidad de aeropuertos, para asegurar el tránsito de personas y mercancías por todo el territorio ruso, sin tener que pasar por los de Moscú y San Petersburgo. Además de esto, hay proyectos de mayor envergadura que también incluyen importantes planes de infraestructura como, por ejemplo, el Vostok Oil, enfocado al sector energético, que prevé una inversión de hasta 119 mil millones de euros para el periodo 2022-2030, el 50 % para la infraestructura, la construcción de puertos, aeropuertos, autopistas y aglomerados urbanos en la zona del océano Ártico.

¿Cuántos recursos planea emplear el Kremlin en los próximos años?

El desarrollo de la infraestructura en Rusia se ha mantenido estable durante la última década. Aún así, dada la extensión del territorio ruso, podemos decir que las inversiones previstas no serán suficientes para cubrir todas las necesidades. Seguramente, en comparación con los 700 mil millones en préstamos que Estados Unidos pretende destinar al sector, los 65-70 mil millones que Rusia invertirá de aquí a 2024 nos parecen escasos. Sin embargo, se debe considerar que estas sumas se desembolsan a nivel federal, por lo que luego se sumarán más inversiones de instituciones locales y privados.

Los planes de infraestructura europeos se incluyen en una perspectiva más amplia de transición hacia una sociedad ecológica. ¿Cómo responderán los proyectos de desarrollo rusos a este problema?

Rusia también presta mucha atención al impacto ambiental; hoy es obligatorio contar con opiniones de agencias acreditadas internacionalmente para mitigar cualquier efecto negativo. A este respecto, por ejemplo, el 80 % de las infraestructuras del proyecto Vostok Oil han sido aprobadas con este procedimiento.

Además, los planes de infraestructura también responden a la necesidad de crear aglomerados urbanos para incentivar el desarrollo económico local. En Siberia, el ministro de defensa, Serguéi Shoigú, propone crear hasta seis nuevas ciudades con cientos de miles de habitantes, con el fin de estimular la economía del territorio, hasta ahora afectada por la baja densidad de población y la falta de mano de obra.

¿Hay planes de colaboración en este sector entre Rusia y los países europeos, como sucedió con el gasoducto Nord Stream, por ejemplo?

Actualmente, las sinergias se centran en el sector privado, como lo demuestran, por ejemplo, las colaboraciones entre Gazprom y las principales empresas internacionales. Mientras que, en lo que respecta a las relaciones oficiales entre la UE y Rusia, el diálogo se limita actualmente a cuestiones de importación-exportación y al paso de mercancías y personas. Espero, no obstante, que el planteamiento también se extienda a otros campos, incluido sin duda el relativo a la transición ecológica, que en este momento es un tema central y debatido para la UE. En este sentido, Rusia propone el uso del hidrógeno “azul” como vía para una transición verde menos dolorosa en términos de costos, un tema sobre el que sería interesante iniciar un diálogo entre las dos potencias.


 

 

  • El Grupo Intesa Sanpaolo es uno de los principales grupos bancarios de Europa, con una capitalización de mercado de 47.700 millones de euros. Intesa Sanpaolo tiene una presencia internacional estratégica, con aproximadamente 1.000 sucursales y 7,2 millones de clientes, incluidos bancos filiales que operan en commercial banking en 12 países de Europa Central y del Este, en Medio Oriente y el Norte de África; además de una red internacional especializada en el apoyo a empresas clientes en 25 países, en particular en Medio Oriente y el Norte de África, y en aquellas zonas donde se registra el mayor dinamismo de las empresas italianas, como Estados Unidos, Brasil, Rusia, India y China.
  • Conoscere Eurasia es una asociación independiente, no partidista y sin ánimo de lucro, fundada en 2007. Es un punto de referencia en las relaciones entre Italia, la Unión Europea, la Federación de Rusia, la Unión Económica Euroasiática (Bielorrusia, Kazajistán, Armenia y Kirguistán), la Organización de Cooperación de Shanghái (China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, India y Pakistán) y la Gran Eurasia. Conoscere Eurasia es un socio estratégico del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, organizado por Roscongress (fundación que organiza todos los eventos y manifestaciones en la Federación de Rusia) y copromotor del Foro Económico Eurasiático de Verona, eventos en el que participan oradores internacionales de primer nivel, empresarios e instituciones políticas.

 

 

 

 

All Rights Reserved © Officine Maccaferri Spa 2021 P.IVA IT 02145540379