Officine Maccaferri
IBERIA
País

Login

¿Olvidaste tu contraseña?

El manantial de Arteta, centro de interés turístico cerca Pamplona, reabre de nuevo después de permanecer 4 años cerrado al público gracias a nuestros sistemas de protección contra desprendimientos

dynamicbarrier_sp

Nuestras Barreras Dinámicas se eligieron para estabilizar el talud y garantizar la seguridad de las personas

En Mayo de 2014, un desprendimiento de 2 toneladas de material tuvo lugar en la ladera derecha del manantial y alcanzó las proximidades del Centro de Información y Educación Ambiental de las Aguas Subterráneas, forzando de este modo el cierre de los accesos al manantial, una zona de amplio interés turístico cerca Pamplona. Nuestras barreras dinámicas se eligieron para estabilizar el talud y proteger las infraestructuras y peatones de futuros desprendimientos.

El Manantial o Nacedero de Arteta está situado en el Valle de Ollo, a 30 km de Pamplona, y es una de las salidas naturales del acuífero del interior de la Sierra de Andía, que almacena el agua caída sobre una superficie aproximada de 100 km2. En un espacio reducido, el manantial, las saleras y el barranco de Artazul constituyen un ejemplo de la acción del agua y el paso del tiempo sobre las rocas. Durante los últimos 4 años, esta zona de de importante afluencia turística ha permanecido cerrada al público a causa de los numerosos desprendimientos que han tenido lugar y que han puesto en riesgo la seguridad de visitantes y la integridad de infraestructuras. En este contexto, fue redactado y entró en licitación un proyecto para reparar y estabilizar las laderas del manantial.

Finalmente, en Mayo de 2017 se dio luz verde a la adjudicación de las obras para reparar y detener los desprendimientos en esta zona. Maccaferri se eligió para proporcionar soporte técnico y suministrar las barreras dinámicas destinadas a proteger la zona.

Debido a la altura de los taludes y a la variedad en el tamaño de bloques potencialmente inestables, se eligieron dos tipos de barreras dinámicas para detener la caída de bloques cerca de zonas transitables. En particular, se instalaron 140 metros lineales de la barrera contra desprendimientos RMC 200 y 70 metros lineales de la RMC 500. Estas barreras tienen la capacidad de absorber el impacto de bloques con energías de hasta 2000 kJ y 5000 kJ respectivamente.

Adicionalmente, los bloques cuyas trayectorias podían quedar fuera del alcance de las barreras fueron cubiertos con Malla de Doble Trenzado 8×10 – 16 y reforzados con Panel de cable.

Los trabajos de instalación se ejecutaron desde Enero hasta Abril de 2018 por parte de la empresa instaladora TALIO. Una vez finalizadas las obras, la Mancomunidad de la comarca de Pamplona reabrió el Centro de Información y los accesos al área.

Para más información, descarguen nuestro caso real.

All Rights Reserved © Officine Maccaferri Spa 2018 P.IVA IT 02145540379

Share This