Officine Maccaferri
IBERIA
País

Login

EROSION CONTROL: La tutela del medio ambiente a través de la ingeniería

bischetti

Es la principal fuente de sustento de la Tierra y, por tanto, de nuestra propia supervivencia, pero el espacio que se gana en el debate público es muy limitado, este es el motivo por el cual debemos prestar atención al suelo y a su protección.

El suelo, así como el agua y el aire, es una fuente preciosísima de biodiversidad. En efecto, el suelo es fundamental para muchos procesos bioquímicos, como el almacenamiento y la transformación del agua y del carbono y el mantenimiento del equilibrio de gases en el aire que respiramos. Considerado como un recurso no renovable debido a su largo tiempo de formación, pero extremadamente corto tiempo de degradación, el suelo -ahora más que nunca- debe ser protegido del fenómeno de la erosión, que consiste en el desgaste de la capa más superficial del suelo en el que está contenida la alta materia orgánica. Entre las causas más comunes de la degradación del suelo están la acción de los vientos y el drenaje del agua pluvial, pero también las actividades humanas, especialmente la agricultura y la deforestación. El cambio climático en sí mismo tiene un profundo impacto. Por ejemplo, las variaciones en las precipitaciones y en los niveles de agua pueden desplazar el suelo, mientras que los cambios extremos de temperatura pueden hacer que la capa superior del suelo sea más vulnerable a la erosión.

Por tanto, el fenómeno de la erosión del suelo, que se produce actualmente a un ritmo cada vez más alarmante, pone inevitablemente en peligro la supervivencia de los ecosistemas, lo que conlleva el deterioro o la pérdida de la capacidad productiva de los suelos, que se traduce en inseguridad alimentaria, aumento de precios de los alimentos y riesgos medioambientales.

La tutela del medio ambiente ha sido siempre un objetivo de Maccaferri, desde que introdujo en el mercado las primeras soluciones para obras hidráulicas y para la protección contra la erosión, hace más de 140 años. A lo largo de los años, Maccaferri ha reforzado su compromiso en este ámbito, estableciendo asociaciones con las principales universidades internacionales para desarrollar soluciones sostenibles. A este fin, en julio de 2021, el Grupo colaboró con el profesor Gian Battista Bischetti, director del Departamento de Ciencias Agrícolas y Medioambientales de la Universidad de Milán, en la redacción de un estudio para investigar la relación existente entre las soluciones de control de la erosión y la revegetación. En particular, el estudio destaca el impacto positivo del uso de “geomats”.

De hecho, el suelo y la vegetación están fuertemente interconectados: por un lado, el suelo fértil favorece el crecimiento de las plantas, proporcionándoles nutrientes, actuando como depósito de agua y sirviendo de sustrato en el que las plantas anclan sus raíces. Por otro lado, la vegetación puede ser una herramienta eficaz para combatir la erosión, ya que las raíces de las plantas mantienen el suelo en su sitio y evitan que sea arrastrado por el viento o la lluvia. Además, los árboles, los arbustos, los cercos y las plantas del suelo ayudan a bloquear el viento corrosivo, proporcionando una cobertura ininterrumpida del suelo. Las obras de ingeniería naturalista en suelos degradados tienen como objetivo encontrar el equilibrio perfecto entre estos factores, con el fin de garantizar la máxima acción protectora de la vegetación contra el fenómeno de erosión del suelo.

All Rights Reserved © Officine Maccaferri Spa 2022 P.IVA IT 02145540379

Share This