Officine Maccaferri
CORPORATE
SELECT COUNTRY

Entrevista a Stefano Rignanese

4

Hablamos con Stefano Rignanese, exparticipante del programa Young Engineer de Maccaferri

Hola, Stefano. Comencemos con una buena presentación. ¿Cuál es su rol actual en Maccaferri y a qué se dedica?

Actualmente formo parte de la Unidad de negocios, la cual se encarga de las soluciones de ingeniería realizadas con red metálica de doble torsión con malla hexagonal, core business de Maccaferri. Luego de pasar casi diez años en el exterior, hace unos meses volví a formar parte de la parte corporativa y ahora estoy comprometido con ofrecer apoyo especialmente a la región norteamericana (Estados Unidos y Canadá).

Su carrera en la empresa comenzó con el programa Young Engineer. En su opinión, ¿cuáles son las ventajas del programa y por qué un joven debería participar en él?

Después de completar mis estudios en ingeniería civil, comencé a buscar una empresa que me ofreciera la oportunidad de viajar al extranjero y el programa Young Engineer de Maccaferri me permitió hacer realidad este deseo. La iniciativa permite a los candidatos seleccionados, provenientes de todas partes el mundo, formarse dentro de la empresa durante un año. De esta forma, el programa impulsa la creación de un grupo de personas con diferentes contextos culturales, animando a los jóvenes a salir de su zona de confort y unirse a una nueva comunidad. En definitiva, podemos decir que los chicos que viajan, una vez que regresan son mujeres y hombres en todos los aspectos, tanto personal como profesionalmente.

¿Cuáles son los pasos que se deben seguir para acceder al programa Young Engineer?

Después de una preselección de los CV, la empresa organiza dos, a veces incluso tres, entrevistas para seleccionar aproximadamente una docena de participantes. Es así como los jóvenes adquieren experiencia en Bolonia, donde se les forma desde el punto de vista técnico y comercial, y luego se les envía a las filiales extranjeras. En mi opinión, este tipo de iniciativas son fundamentales para una empresa que mira al futuro, porque los ingenieros de hoy serán los gerentes del mañana. En este aspecto, Maccaferri es el lugar ideal, considerando que las personas siempre están dispuestas a ayudar a los que recién llegan, con el fin de garantizar un entorno lo más educativo posible.

El programa también le permitió conectarse con otros colegas que venían de todas partes del mundo. ¿Qué tan importante fue en términos de crecimiento personal, especialmente en cuanto a la capacitación para trabajar en un contexto internacional, ya que luego continuó su carrera en México y Estados Unidos?

El programa Young Engineer fue realmente importante desde un punto de vista personal. Cuando asistí al programa, se creó una verdadera comunidad entre los participantes. Por ejemplo, recuerdo cuando un ingeniero de China organizó una cena con platos típicos de su país. Lo que quiero decir es que las relaciones que se establecen perduran en el tiempo y son fundamentales en el ámbito profesional, porque esto permite contar con alguien que está en una región diferente. Por eso, el programa es, sin duda, funcional para la cohesión del grupo empresarial, también porque contribuye a transmitir la cultura corporativa en las distintas áreas geográficas, reduciendo la distancia que se podría crear.

¿Existe alguna anécdota especial o divertida relacionada con la experiencia del programa?

Durante el programa, conocí a la que luego se convirtió en mi esposa. En ese momento estaba en México, donde viví cuatro años y medio. Luego, mi esposa y yo nos mudamos a los Estados Unidos, donde nació nuestra hija. En lo que a mí respecta, Young Engineer cambió completamente mi vida para mejor.

All Rights Reserved © Officine Maccaferri Spa 2022 P.IVA IT 02145540379