Mitigando los riesgos pasivos de la caída de rocas. Nuestras barreras atenuadoras contra la caída de rocas (también conocidas como barreras híbridas) combinan la capacidad de absorción de energía de una barrera dinámica contra la caída de rocas con las ventajas del bajo mantenimiento de las cortinas de malla; ellas son utilizadas en la reducción de riesgos pasivos de la caída de rocas. En vez de ser fijadas a un cable longitudinal inferior, la malla de la barrera es más larga y se extiende talud abajo, donde es capaz de desacelera el movimiento de las rocas que caen.

Los sistemas de atenuación son utilizados en taludes donde hay espacio para el movimiento debajo de la barrera, en el cual las rocas pueden detenerse definitivamente o ser almacenadas sin causar daños.

Somos los mejores. Los ensayos realizados recientemente en escala real por el Colorado DOT (Arndt, B., Ortiz, T., and Turner, A., 2009. Colorado’s Full-Scale Field Testing of Rockfall Attenuator Systems. Transportation Research Circular E-C141, Oct, 2009) demuestran que nuestra estructura atenuadora con paneles de cables HEA “soportaron impactos con la menor cantidad de daños después de impactos repetidos” en comparación con los otros 10 sistemas evaluados.

El valor del ensayo CDOT en comparación con la metodología tradicional. La mayoría de los ensayos de campo controlados de sistemas de mitigación de caída de rocas, que fueron realizados en EEUU y en Europa fueron limitados, en el sentido que apenas evaluaron el movimiento traslacional de una roca en caída. El estudio de campo CDOT ofreció la oportunidad única de validar la durabilidad de estos dispositivos al sufrir los impactos de rocas en el ambiente del ensayo con una componente de rotación, tornándose así en una prueba más realista. El movimiento de rotación de una roca en caída introduce un potencial efecto de “corte”, que es mucho más difícil de reproducir en ensayos de laboratorio.

Productos

need more information maccaferri